SOBRE LA TERAPIA 

El servicio de terapia que ofrezco se construye sobre el paradigma de la neurociencia interpersonal,  los aportes del paradigma del apego y de la resiliencia, el modelo  constructivista-sistémico, y la somato-psico-socio-traumatología (cómo los traumas influyen sobre el cerebro, la mente, el cuerpo y las relaciones sociales). Aunque considero que independientemente de los modelos es importante prestar atención a las necesidades y demandas, adaptando la intervención a cada persona. Así mismo uno de mis principales objetivos es que las personas que acudan a mi consulta, se sientan cómodas y seguras en un ambiente de confianza, por ello, priorizo un trato humano y cálido, a su vez que profesional y riguroso.   

Para que se puedan hacer una idea de cómo trabajo, les escribo a continuación unas pinceladas de lo que significa para mí la terapia psicológica.
 
Cuando una persona decide acudir a terapia seguramente es porque quiera cambiar, clarificar o transformar aspectos personales o relacionales que le generan malestar y sufrimiento. La terapia se puede entender como el camino que se construye con el objetivo de vivir una vida más saludable. 
A veces nosotros mismos no sabemos cómo ayudarnos y ese cómo se construye durante el proceso de terapia. 

 

Durante el proceso terapéutico se realizan conexiones con las experiencias, recuerdos y situaciones que ha vivido la persona y sus síntomas clínicos o su malestar, ya que considero que las problemáticas que se manifiestan no son ajenas a las experiencias y a las circunstancias que la persona experimenta en su vida. 

 

De esta manera, la persona puede entender lo que le está pasando e integrar nuevas visiones y nuevos significados que le ayuden a solucionar lo que le genera sufrimiento. Trabajo desde la idea de que cada persona es un agente dinámico en constante movimiento, pasando por distintos ciclos vitales y diferentes situaciones y experiencias, tanto agradables como desagradables. Este dinamismo influencia a nuestra manera de ser y contribuye a la plasticidad de pensamiento, emocional, corporal y conductual. En otras palabras, si sabemos lo que queremos y lo que no queremos para nuestra vida, hay un propósito, consciencia, empeño y constancia podemos alcanzar todos los objetivos que nos propongamos. Y si no lo sabemos el proceso de terapia contribuye a definirlo. 


Como postula Viktor Frankl, neuropsiquiatra, "la libertad del ser humano radica en la elección de poder elegir cómo actuar, cómo pensar y cómo sentir ante un acontecimiento. No podemos controlar lo que nos pase, pero sí cómo afrontamos lo que nos pase". Ese es nuestro auténtico y poderoso margen de actuación. 

© 2013 by Mireia Sánchez. Proudly created with Wix.com

Mireia Sánchez Psicóloga col.19650

Consulta de psicologia sanitaria 

Carrer Rossello 134 1º 4ª

www.psicologaabarcelona.com

mireiasanchezpsicologa@gmail.com

675.58.43.53

  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey