Cuando una familia acude a terapia normalmente es debido a que uno de los miembros familiares presenta un problema, ya sea en la salud física o mentalo que el problema interfiere en algunos de los ámbitos que rodean a la persona (relaciones sociales, dificultades en la relación con otros miembros de la familia, problemas laborales, escolares, etc.) o porque se manifiestan conflictos en la comunicación y en la relación entre los miembros de la familia. 

 

Se entiende que cuando surge un problema en un miembro de la familia todos los otros miembros de ésta son partícipes del problema y a la vez también de la solución.

 

Por eso es tan beneficiosa la terapia familiar, porque ayuda y orienta a la familia a ampliar el foco del problema y visualizarse como un sistema, en que el movimiento de uno afecta al comportamiento del otro y éste a su vez condiciona a otro miembro y así de forma circular. Pongo un ejemplo: Imaginad las fichas de dominó puestas todas de forma vertical haciendo un círculo. Si toco una ficha, todas las otras se mueven hasta llegar a la ficha inicial, así pues nos podríamos hacer una idea del circuito y las conexiones internas del sistema familiar.

 

 

TERAPIA FAMILIAR 

Algunas de las demandas que se abordan en la consulta son: 

 

  • Síntomas clínicos o problemas de salud en alguno de los miembros de la familia

 

  • Disfunciones en el ámbito escolar de los hij@s (bajo rendimiento escolar, falta de concentración y atención en los estudios,…); en las relaciones sociales (tendencia al aislamiento, poca motivación por realizar actividades infantiles y/o juveniles, poco interés por establecer vínculos de amistad,…)

  • Orientación en pautas educativas y apoyo en la crianza (acuerdos parentalidad, poner límites, hábitos saludables, negociaciones conjuntas,

 

  • Dificultades para manejar y gestionar los conflictos que surgen en las dinámicas familiares  

 

  • Aprender a afrontar de manera satisfactoria para todos los miembros de la familia los diferentes cambios inherentes a las diferentes etapas del ciclo vital que atraviesa una familia: convivencia, incorporación de las familias de origen respectivas de cada cónyuge, nacimiento de un nuevo hijo, adolescencia, nido vacío, jubilación,...

 

  • Familias reconstituídas: problemas con la gestión de la incorporación de nuevos miembros a la unidad familiar. 

 

  • Acontecimientos externos que alteran el funcionamiento familiar: ¿Cómo manejar pérdidas, duelos, crisis con todos los miembros de la familia?

 

  • Conductas violentas y/o agresivas por parte de alguno de los hijos hacia los padres 

ENTRADAS DE BLOG RELACIONADAS 

© 2013 by Mireia Sánchez. Proudly created with Wix.com

Mireia Sánchez Psicóloga col.19650

Consulta de psicologia sanitaria 

Carrer Rossello 134 1º 4ª

www.psicologaabarcelona.com

mireiasanchezpsicologa@gmail.com

675.58.43.53

  • Negro del icono de YouTube
  • Negro del icono de Instagram
  • Facebook Clean Grey